La FCPyS celebra 50 años como Facultad

18 de junio de 2017, 20:51.

La FCPyS celebra 50 años como Facultad

Ampliar imagen


Crítica y transformadora, esta institución ha formado durante décadas a profesionales reflexivos y comprometidos con el cambio social, la defensa de los derechos humanos, el respeto por la diversidad y la perspectiva de género.

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo celebra sus 50 años como facultad y lo conmemora este 19 de junio en la Nave Universitaria con un acto que contará con la actuación del Coro de Cámara de la UNCUYO y otros artistas invitados.

“Si bien es cierto que cumplimos 50 años como Facultad, nuestros orígenes como organización e institución son anteriores, ya que en época democrática fuimos pensados para poder formar a quienes pudieran hacer política. Fuimos Instituto, luego Escuela y después devenimos en una Facultad. Es lo que vamos a celebrar por estos 50 años pero también recordar, revisar y reflexionar nuestra historia, que es lo que nos hizo ser como somos, que es lo que creó y nos pensó con estas distintas carreras que hoy nos conforman. Es lo que nos hace y nos da identidad como organización”, explica la actual Decana de la Facultad, Magíster Claudia García.

Además, en esta especial ocasión estará presente Emilio Tenti Fanfani, quien estudió en la Escuela Superior de Estudios Políticos y Sociales entre los años 1963 y 1968, fue Decano de la FCPyS entre 1973-1974 y formó parte de los hitos fundacionales de dicha institución. Además de su enorme legado académico a nivel nacional e internacional.

Su historia

Sus orígenes se remontan a 1950, cuando el Rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Dr. Irineo Fernando Cruz, establece el inicio de los cursos de formación política que comenzaron a dictarse a partir de la Ordenanza N° 37 del 19 de junio de 1950.

Luego se dio comienzo a un plan de estudios que constaba de 4 años para obtener la Licenciatura de Ciencias Políticas y agregaba un año más y Tesis para la obtención del doctorado en la especialidad.

Más tarde, el 17 de mayo de 1952, se creó la Escuela de Estudios Políticos y Sociales dependiente del Rectorado. Dicha escuela se integró con el Instituto de Estudios Políticos y Sociales y el Instituto de Investigaciones Económicas, los que colaboraron en el cumplimiento de sus fines docentes técnicos, de investigación y extensión cultural.

En marzo de 1958, el Rectorado de la Universidad Nacional de Cuyo dispuso la elevación de jerarquía de la Escuela, así fue que se constituye como Escuela Superior de Estudios Políticos y Sociales.

Finalmente, gracias al prestigio alcanzado por esta Escuela y la experiencia acumulada en el Ámbito Académico, fue posible, hace 50 años, alcanzar la jerarquía de Facultad, mediante la Resolución nº76/1967 de la Secretaría de Estado de Cultura y Educación del entonces Ministerio de Educación y Justicia de la Nación.

“Renovamos el compromiso de seguir defendiendo la Universidad pública, la Universidad gratuita, la Universidad inclusiva, como siempre lo hemos hecho.Si bien hubo épocas muy oscuras para nuestra sociedad, nunca se bajaron los brazos en la lucha por estos derechos no negociables, porque siempre donde hay una necesidad, hay un derecho”, afirmó la Magíster Silvia García, Vice-Decana de la institución.

Una mirada crítica y transformadora

LA FCPyS es crítica porque muchas veces es la primera en impulsar los cambios y, a su vez es transformadora, porque lo hace desde una mirada integral. Los claustros estudiantiles, docentes, graduados y de apoyo académico generan proyectos que impulsan el compromiso personal y social,  esto evidencia que lo aprendido en las asignaturas, en las trayectorias por esta casa de estudios,  y en los proyectos de extensión, deja huellas imborrables que transforman la mirada que los diversos miembros de esta comunidad tiene de la realidad que los rodea.

El legado que deja la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales es diferente, porque transforma a cada persona desde múltiples lugares: la lucha colectiva, la rebeldía, la mirada crítica, la capacidad reflexiva y creadora de espacios que favorecen el encuentro de personas que transforman el mundo.

“Aprendemos a trabajar con personas que piensan distinto” y en eso la facultad tiene un papel fundamental como guía respecto a ser conscientes de que lo que pasa en la sociedad nos afecta, sabiendo que formamos parte de esa sociedad. Estudiar en una Facultad como ésta nos enseña a ser críticos: no nos conformamos con lo que nos dicen. Buscamos los diferentes aspectos de las cosas; sabemos que hay múltiples miradas de un mismo hecho”, afirma Sol Frasca, estudiante de Sociología.

En este sentido, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales celebra mucho más que un nuevo aniversario, independientemente del número que sea. Celebra la posibilidad de seguir transformando espacios, favoreciendo el cuestionamiento de las situaciones injustas, la defensa de los derechos, el respeto a la diversidad, la pluralidad, la coexistencia de múltiples opciones políticas en un mismo espacio, y el desarrollo humano por encima de los individualismos.