Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Así trabajó en el año de la pandemia "el GPS de las y los estudiantes" de la FCPyS

Alberto Monetti, secretario de Relaciones Estudiantiles de esta facultad, cuenta cómo se dio respuesta a diferentes situaciones que impuso el cursado a distancia en cuanto al acceso a internet, la entrega de materiales de estudios y de dispositivos tecnológicos.

20 de noviembre de 2020, 09:15. Por: Agustina Saracco.

Así trabajó en el año de la pandemia "el GPS de las y los estudiantes" de la FCPyS

Ampliar imagen


El responsable de la Secretaría de Relaciones Estudiantiles, Alberto Monetti, explica cómo fue -y es- dar respuestas a los y las estudiantes en un año marcado por la virtualidad. Desde su área, reconoce, debieron adaptarse para contribuir tanto con el cursado de cada alumno y alumna, como también para aportar a los procesos de evaluación.

Por supuesto, hubo muchísimas acciones frente a una amplia variedad de demandas del estudiantado, pero aquí haremos foco fundamentalmente en cómo se trabajó para garantizar el vínculo virtual y humano. 

Esto implicó adaptar y adecuar raudamente todo el funcionamiento administrativo y académico. Esto se concretó a partir de diversas prácticas y técnicas. Por un lado, generaron una gran cantidad de acciones hacia la virtualidad, creando entornos digitales amigables y compatibles a la modalidad particular de cada cátedra.

Al mismo tiempo se capacitó a docentes y equipos de trabajo. Se proyectaron soluciones tanto en áreas de informática como en distintas herramientas, para así adaptarse mejor y crear contenidos, cronogramas y reglamentaciones acordes a la situación. Por ejemplo, se instrumentaron instancias de evaluación remota y se aseguró el funcionamiento virtual en cada oficina.

Una de las prioridades de esta Secretaría, según Monetti, "es mantener el vínculo pedagógico con aquellos estudiantes identificados como carentes de conectividad”, o bien con ausencia de los requeridos dispositivos tecnológicos.

A partir de la situación de los estudiantes con mayores dificultades a la hora de acceder a una red de wifi, o materiales necesarios, la Facultad tomó varias decisiones y comenzó a trabajar en unos cuantos proyectos.

Monetti afirma que más de 300 estudiantes de la FCPyS tuvieron la oportunidad de recibir 858 carpetas de diferentes materias, sobre todo los de 1º año.

La Facultad se organizó de manera tal que cada uno de estos alumnos contara con el material de las respectivas asignaturas en la puerta de sus domicilios. El trabajo se basó en la impresión y distribución de carpetas y materiales que esos alumnos cursaron durante este año.

No sólo se entregaron sin costo materiales impresos sino que también hubo una donación de dispositivos tecnológicos que consistió en 6 netbooks, 1 celular, y 12 e-books, en total 19 instrumentos para posibilitar el cursado. tanto sincrónico como asincrónico, permitiendo acceder a bibliografía y a diferentes tipos de lecturas o material multimedia.  

Al mismo tiempo se generaron puntos digitales en diferentes lugares como Bibliotecas, Concejos Deliberantes y Salas Informáticas, y en diferentes municipios: Godoy Cruz, Guaymallén, Lavalle, Ciudad, San Martín, Las Heras, Luján de Cuyo y San Carlos. Así, se trató de que los estudiantes pudieran acceder a conexión a internet y computadoras, de manera gratuita, para poder continuar con sus estudios. 

Por otra parte, el referente de Secretaría cuenta que la Beca de Datos Móviles se generó por medio de la Secretaría de Bienestar Universitario, a partir de la entrega de 217 becas que consistían en la acreditación mensual de $500 al celular del estudiante en particular, durante todo el 2020, para que pueda disponer de suficientes datos móviles hasta diciembre. 

A partir de la segunda semana de septiembre, se entregaron alrededor de 100 pendrives de 16G a estudiantes en las mismas condiciones determinadas anteriormente.

Por último, pero no por eso menos importante, se gestionó un Desarrollo Social de Municipios, ante la ayuda de dependencias municipales para aquellos estudiantes en situación de extrema vulnerabilidad. Así fue como se entregaron bolsones de mercadería y subsidios, entre otros aportes.

Monetti admite que el relevo de datos y delimitación de estudiantes carentes de dispositivos o conectividad consistió en un arduo y complejo trabajo. El mismo se hizo realidad por medio de distintas áreas y sectores de la FCPyS.

Al preguntarle si les resultó una tarea difícil, siendo un área clave de la Facultad, prescindir de la comunicación cara a cara y tener que llevar todo el trabajo a la virtualidad, responde que efectivamente sí, ya que su área es “la puerta de entrada” de los estudiantes, y a la cual ellos recurren sin dudarlo cuando tienen algún tipo de inquietud. “Es un trabajo que hacemos con gusto. Hacemos las derivaciones, les pasamos las direcciones de mail que nos piden, etcétera…”. 

El equipo, afirma, "es muy empático y comprometido. Siempre tratamos de, con la mayor educación y con una sonrisa, dar una respuesta. Y así ha sido a lo largo de todo el año”.  

Asegura que hacen todo lo posible para que el estudiante, más temprano que tarde, encuentre solución a sus problemas o inquietudes. Incluso menciona que su eslogan, el cual han puesto en práctica a lo largo del año, es  “Somos el GPS del estudiante en la facultad".

"Todos los días intentamos honrar esa consigna", dice Monetti, aclarando que la Secretaría de Relaciones Estudiantiles está “24/7 a disposición del estudiante. No dejamos pregunta sin responder". 

Finalmente, Monetti comparte un mail de contacto para que aquellos estudiantes que necesiten ayuda o tengan algún problema académico se contacten: relacionesestudiantilesfcp@gmail.com.