NO ES NO

El 2018 ha sido un año histórico, un punto de quiebre social y cultural. Un despertar. Las voces, el dolor, la rabia, las injusticias, la opresión y los abusos silenciados durante siglos, finalmente encontraron su camino en un único y poderoso grito colectivo ¡NO ES NO!

12 de diciembre de 2018, 12:57.

NO ES NO

Ampliar imagen


Después de siglos de opresión patriarcal, las mujeres decidimos unirnos, abrazarnos, acompañarnos, sostenernos y, por sobre todas las cosas, CREERNOS. Entendimos que eso de que “las mujeres compiten entre sí” es un mito para mantenernos aisladas, porque juntas somos inmensamente poderosas. Juntas somos el huracán que derribará un sistema fundamentado en beneficiar y promover las conductas machistas y abusivas.

Por eso, MIRÁ CÓMO NOS PONEMOS.

Mirá cómo nos ponemos de pie y gritamos ¡BASTA!

Mirá cómo nos ponemos juntas, abrazadas y sororas, como una cadena indestructible.

Mirá cómo nos ponemos frente a quienes nos abusaron y les decimos ¡SE TERMINÓ LA IMPUNIDAD!

Mirá cómo nos paramos una frente a otra, nos abrazamos y nos decimos ¡YO SÍ TE CREO HERMANA!

Por todo eso, MIRÁ CÓMO NOS PONEMOS.

Ésta es una lucha que no distingue generaciones ni colores partidarios, sino que nos atraviesa a todas como un solo cuerpo que busca ser reconocido, respetado, liberado y empoderado. Por todas las mujeres que ya no están, por las que callaron durante años en el dolor y la vergüenza que no les correspondía; por nuestras amigas, hermanas, hijas y por nosotras mismas ¡NO ES NO!

Desde la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, como institución formadora de profesionales comprometides con la realidad social, acompañamos la denuncia de la actriz Thelma Fardín, y nos solidarizamos con ella y con todas las mujeres que han sufrido acoso y/o abuso sexual, psicológico o de cualquier otro tipo, basado en las desiguales relaciones de poder de una sociedad patriarcal.

Llegó la hora de gritar juntas, desde lo más profundo de nuestras entrañas. Llegó la hora de hacer que la tierra tiemble con nuestra fuerza imparable. No nos callamos más. Ahora que estamos juntas, ahora que si nos ven, MIRÁ CÓMO NOS PONEMOS.