Fundamentos y Objetivos

Los Derechos Humanos son derechos inherentes a todos los individuos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición, y constituyen el conjunto de facultades e instituciones que, en cada momento histórico concretan las exigencias de dignidad, libertad e igualdad humana, los cuales deben ser reconocidos positivamente por los ordenamientos jurídicos a nivel nacional e internacional. 

Características de los Derechos Humanos

Estos derechos gozan de una serie de características que siempre se nos hace grato enunciar y enumerar, a saber:

  • Universalidad:Que comprende a todos los individuos por emanar de la propia naturaleza humana.
  • Irrenunciabilidad:Que no son objeto de renuncia.
  • Imprescriptibilidad:Que no se adquieren o pierden con el transcurso del tiempo.
  • Inalienabilidad:Que no son objeto de transferencia a otro sujeto.
  • Inviolabilidad:Que no pueden transgredir por ser absolutos con las excepcionales limitaciones que las leyes establezcan a su ejercicio.
  • Efectividad:No basta con su reconocimiento como principio ideal y abstracto, es una exigencia trabajar para su realización.
  • Interdependencia y Complementariedad:Que se relacionan y apoyan unos en otros.
  • Transnacionalidad:Al ser inherentes a la persona humana, no dependen de la nacionalidad o del territorio donde se encuentre.
  • Irreversibilidad:Una vez reconocido un determinado derecho no puede ni debe ser revocado como tal.
  • Progresividad:Que los derechos contenidos en el ordenamiento jurídico positivo no deben entenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona, no figuren expresamente en él.

El devenir del proceso histórico nos enseña que el concepto de Derechos Humanos es un constructo social vivo, en permanente estado de evolución, que muta y se profundiza al compás de la creciente complejización cultural de nuestras sociedades.Al mismo tiempo, la experiencia indica que la sola enunciación de algún manifiesto emancipador, de ninguna manera significa la concreción en los hechos de aquello bellamente expresado. El artículo primero de la Declaración Universal de Derechos Humanos proclamado por Naciones Unidas hace más de seis décadas, “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, la realidad indica que a pesar de los esfuerzos de numerosas personas, organizaciones sociales y Estados, esta premisa sigue siendo una entelequia en vastos rincones de nuestra humanidad. Teniendo en cuenta las serias limitaciones para la puesta en práctica de la Declaración, dado que su alcance se encuentra determinado por las condiciones sociales, económicas y políticas de las comunidades, es que la Asamblea General de la ONU declaró en el año 2009 la necesidad de insistir y trabajar respecto de la educación y aprendizaje de los Derechos Humanos.

La necesidad de un Área de DDHH en la Facultad

La comunidad universitaria tiene una gran responsabilidad en trabajar activamente en la defensa y promoción de los Derechos Humanos así como en la efectivización de su cumplimiento, ya que es función esencial de las universidades no sólo formar profesionales calificados sino también utilizar su prestigio y su capacidad intelectual para promover y difundir activamente los conocimientos, los principios y valores referidos a los Derechos Humanos. Es aquí donde cobra particular importancia la función social de la universidad, en tanto la alfabetización en Derechos Humanos supone al menos dos cuestiones sustantivas:

a) formación de ciudadanía: a través de la enseñanza y el aprendizaje de determinados contenidos,

b) la formación de profesionales sensibles:los Derechos Humanos;en las distintas incumbencias y en sus prácticas profesionales.

Esto es, la promoción de los Derechos Humanos mediante la investigación, la docencia, la sensibilización y la intervención social. El desafío consiste en trabajar en una concepción ampliada de los DDHH, que además de memoria, incorpore el enfoque de género y diversidad, se profundice la visión de derechos en las personas con discapacidad, como así también de las que se hallan en contexto de encierro. Por todo ello, es que consideramos que el desafío es grande, como también lo es el deseo y el entusiasmo de comenzar el derrotero que nos permita hacer nuestro aporte para la construcción de una humanidad más digna.

Objetivos del Área

  • Constituir un espacio de estudio y acción a favor de los Derechos Humanos, abierto al ámbito académico y a la comunidad general en el marco de la educación pública, laica y gratuita; en el cual se llevan a cabo actividades de docencia, investigación, extensión y difusión en relación con los fundamentos y objetivos de los derechos contenidos en los Instrumentos que conforman el sistema de Derechos Humanos.
  • Propiciar la realización de actividades académicas, de investigación y extensión, con el propósito de incorporar el enfoque de derechos en la formación de grado y posgrado de la Facultad. Especialmente, sobre cuatro ejes de interés del Área:

1) Género y Diversidad,

2) Discapacidad,

3) Memoria y,

4) Educación en contextos de encierro.

  • Promover la conciencia de los Derechos Humanos como un aspecto de responsabilidad profesional, ética y social en todos los campos de la investigación, el estudio, la enseñanza y el quehacer profesional. Colaborar con los actores sociales y gubernamentales en la formulación de planes, programas, proyectos e intervenciones que permitan el avance en materia de Derechos Humanos y la construcción de una Democracia de mayor intensidad.