8M: ¿Por qué paran las mujeres?

El 8 de marzo es el Día de la mujer trabajadora. Por segundo año se conmemora la fecha con un “Paro internacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Niñas y Adolescentes”. El Área entrevistó a diferentes referentes de la temática sobre el 8M.

07 de marzo de 2018, 19:22.

8M: ¿Por qué paran las mujeres?

Desde el año pasado se conmemora el  Día internacional de la mujer con un paro.  La iniciativa surgió cuando la Red Federal del Colectivo #NIUNAMENOS, en coordinación con organizaciones de diversos países, convocó  a participar de un paro y movilización internacional desde las 13hs.  El llamamiento realizado en esa ocasión decía: “Este 8 de marzo la tierra tiembla. Las mujeres del mundo nos unimos y organizamos una medida de fuerza y un grito común: Paro Internacional de Mujeres. Nosotras Paramos. Hacemos huelga, nos organizamos y nos encontramos entre nosotras. Ponemos en práctica el mundo en el que queremos vivir”.

En Mendoza el Colectivo Ni Una Menos, compuesto por más de 70 organizaciones y militantes independientes, se reunió  cada semana para organizar el paro y la marcha, cuyo lema para este año es “No al ajuste, si al aborto legal”. Algunos de los puntos centrales son: preocupación por las estadísticas de femicidio, en lo que va del año ya  se han registrado 45; la feminización de la pobreza; la precarización laboral de las mujeres; la implementación de la Ley 26.485 de erradicación de la violencia hacia la mujer y el presupuesto acorde en manos de las organizaciones de mujeres; aborto legal, seguro y gratuito; Educación con perspectiva de género en todos los niveles del sistema educativo.

El Área de Derechos Humanos dialogó con diversas especialistas en la temática. Sobre las consignas dice Nora Llaver: “Este 8M paramos y nos movilizamos porque vivas nos queremos. Porque queremos cambiar el mundo y nadie nos parará. Porque representamos la lucha, la justicia y el derecho a la vida y luchamos por nuestras vidas, libres de todo tipo de violencias. Porque somos las más afectadas por la falta de empleo. Porque la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 27% y para aquellas que no terminaron la formación secundaria esa diferencia se amplía al 45%. Porque desde la recuperación de la democracia murieron 3030 mujeres por abortos inseguros. Porque somos las que morimos por la violencia machista y desaparecemos en las redes de trata”.  

Sobre por qué es importante visibilizar las principales problemáticas que atraviesan las mujeres este 8M Valeria Hasan, dice: “Este #8M marchamos por las calles del mundo reclamando por los derechos que nuestras democracias aún nos deben: el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a la autonomía sobre nuestros cuerpos, el derecho a una remuneración justa, el derecho al acceso al mercado de trabajo en igualdad de condiciones con los varones y a la no discriminación cuando estamos insertas en él. Marchamos para visibilizar el trabajo reproductivo que nos obliga a triples jornadas de trabajo”.

Como se dijo, por segundo año consecutivo se convoca a un paro y movilización para conmemorar la fecha. Eva Rodríguez Agüero asegura al respecto: “El paro es una herramienta característica  del movimiento obrero. En esta ocasión, y desde 2017, se ha transformado también en una herramienta de lucha para el movimiento de mujeres a lo largo y ancho del planeta. En nuestro país y en Mendoza específicamente  las mujeres marchamos y paramos para visibilizar que somos las más vulnerables, que nuestras condiciones laborales son las más precarias, la mayor parte del trabajo doméstico las hacemos las mujeres, trabajo que no es remunerado y que mueve el engranaje y la rueda de la economía y que lo hacemos casi exclusivamente las mujeres. Y por otro lado, para decir basta de la violencia a las mujeres, lesbianas, travestis y trans”.

La concientización de las problemáticas que sufren las mujeres ha llevado a que el movimiento esté en constante crecimiento. Nora Llaver asegura: “Como nunca antes somos miles: jóvenes, muy jóvenes, viejas, trabajadoras, las del barrio, maestras, obreras, piqueteras, estudiantes. Las que trabajamos en el empleo formal y las de la economía popular. Unidas en la lucha, paramos porque, como en cientos de otros países, le decimos al mundo SI NOSOTRAS PARAMOS, PARA EL MUNDO”.

Sobre si hubo un cambio en la forma de concebir el 8 de marzo, Valeria Hasan explica: “En los últimos años el 8 marzo ha recuperado sus principios combativos y ha resignificado su sentido original de demanda por trabajo, derechos e igualdad en un mundo que nos excluye. Luego de que en la última década el mercado intentara deglutir esta fecha tan simbólica para el movimiento de mujeres y los feminismos vaciándola de contenido, actualmente, nuevas generaciones de mujeres de múltiples sectores amplían las demandas y en un escenario nuevo convocan a niñas, adolescentes, lesbianas y trans a parar y marchar mostrando su diversidad y alto grado de unidad a la hora de los reclamos”.

Las consignas centrales para este 8M son  “NO AL AJUSTE, SÍ AL ABORTO LEGAL”. Sobre este tema afirma Nora Llaver: “Este 8 de marzo el Paro Internacional de mujeres, niñas, adolescentes, lesbianas y trans de Mendoza nos encuentra unidas  bajo la consigna “NO AL AJUSTE, SÍ AL ABORTO LEGAL”. Algo está cambiando en nuestra sociedad. Las calles de Mendoza y el país no podrán contener la marea verde, símbolo de nuestras vidas, como en nuestra historia ya lo son los pañuelos blancos de nuestra MADRES y ABUELAS”.  En ese sentido Eva Rodríguez Agüero dice: “El movimiento de mujeres de Mendoza a través de la asamblea que organiza el paro internacional de mujeres lleva como consigna este año “No al ajuste, si al aborto. Sin dudas una de las deudas de la democracia en Argentina. Por eso vamos a marchar con nuestros pañuelos verdes”.

 

 


fcp.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login